sello transparente_-min

Entrevista en SOMEPROYECT

La positividad es un aspecto vital en nuestras vidas. Fruto de ella nacen las mejores formas de afrontar los problemas, las soluciones para los mismos y nos brinda la aptitud y actitud necesaria para afrontar nuestro día a día, pero ¿realmente la fomentamos en las aulas? ¿Creamos un ambiente positivo o seguimos utilizando la autoridad y el miedo como vehículo hacia el respeto y el aprendizaje?

Todas estas dudas son las que llevaron a nuestra invitada de hoy, Yurena Ramos (@YurenaRamos3), a plantearse en su primer año como docente, qué era lo que se podía mejorar, ya que el clima de aula tenía un margen de mejora muy grande. Yurena reside en Gran Canaria, es tutora en un cole de primaria y quedó 4ª en los premios Educa como mejor maestra de España, pero como bien cuenta ella “ya me sentí ganadora por el simple hecho de estar ahí”. Nuestra invitada cuenta con 15 años de experiencia, dos carreras, psicología y magisterio de primaria con especialización en música y es la creadora del proyecto “Educar en positivo” por el cual recibió el galardón que se cita anteriormente.

“Educar en positivo” se basa en la disciplina positiva, no es otra cosa que darle la vuelta a la disciplina tradicional, conseguir una autoridad moral a través de refuerzo positivo y desde el reforzamiento de las conductas buenas, como bien dice Yurena, “para que el niño haga las cosas bien no hace falta hacerle sentir mal”. Todo el proyecto se establece de forma transversal a través de dinámicas, actividades y metodologías activas.

Un proyecto de tan altas expectativas tiene que contar con un gran número de metodologías que podemos utilizar para la educación en positivo, así como actividades y estrategias que utiliza la invitada cada día en el aula.

A nivel metodológico no podía faltar el trabajo cooperativo o el cambio de roles. Yurena también nos habla de la neurolingüística y la descripción positiva, además de actividades y cuatro estrategias para trabajar la educación en positivo en el aula. Nosotros destacamos

La mayoría de los proyectos educativos cuentan con una evaluación propia y singular, «Educar en positivo» no podía ser una excepción y cuenta con una gama muy variada de evaluaciones, debido a su carácter interdisciplinar. Destaca herramientas como ClassDojo o Plickers, entre otras, para fomentar este tipo de educación.

Finalmente, destaca cómo lo implanta en el centro y nos cuenta que no es un proyecto estanco, que es muy adaptable y es viable para cualquier centro y nivel.

Cada día es una oportunidad para volver a empezar

Para saber más sobre «Educar en positivo» podéis visitar la web de Yurena, ver sus vídeos o escuchar «El Mostrador» el programa en el que colabora con su sección «Educar en positivo».

Puedes ver el artículo original aquí.

Con estas 3 acciones he logrado conectar con mis alumnos/as desde el primer día

Como docente, a lo largo de mi trayectoria profesional, siempre he buscado alternativas bonitas, interesantes y que los chicos valoren positivamente para conseguir una autoridad moral desde la confianza y el respeto utilizando siempre disciplina positiva, obteniendo muy buenos resultados en el grupo. Con estas actividades lo he logrado desde el primer día:

1. Un mensaje motivador

El primer día de clase es un día muy importante para comenzar a conectar con el alumnado. Es un día inolvidable para los niños y como docentes es importante que podamos crear lazos que nos permitan tener una convivencia positiva en el aula durante todo el curso escolar y poder afianzar las bases de la confianza y la seguridad en el grupo.

En mis años de experiencia como docente suelo comenzar mi presentación con un mensaje motivador. Adoro utilizar un discurso con el que se produce el “Efecto Pigmalión” o “Profecía autocumplida de Rosenthal”. Dicho efecto se va produciendo a lo largo del curso por las expectativas que yo transmito como docente, dando pie a que el alumnado actúe de tal forma que terminen cumpliéndose las expectativas esperadas.

En resumidas cuentas, me dirijo hacia el grupo haciéndoles saber que estoy muy contenta de poder estar con ellos, les digo que los demás profesores me han transmitido que son muy trabajadores, organizados, responsables y respetuosos y que tengo muchísima suerte de estar con ellos. En algunas ocasiones los alumnos sonríen o comentan que me habré equivocado de clase, pero yo les recalco que estoy totalmente segura que este año será la mejor clase del centro y que poco a poco lo iremos comprobando con los resultados que obtengamos.

La seguridad con la que les hablé desde el primer día, el mensaje de satisfacción por estar con ellos cada día y comentar lo que espero de todo el grupo, comienza a consolidar la convivencia positiva y la inclusión desde el primer día.

2. El hilo rojo que nos conecta a todos

Con los alumnos sentados en un círculo en el suelo y con un ovillo (bola de hilo) de lana roja, comenzamos a pasarnos el turno de la palabra al mismo tiempos que el carrete de lana, para ir presentándonos a los compañeros y añadiendo lo que nos gustaría conseguir en este nuevo curso escolar. Previamente les explico cómo llevaremos a cabo la dinámica y la historia que esconde nuestro “hilo rojo”.

Dice una leyenda china que “un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, el lugar y a pesar de las circunstancias. El hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse”. Adoro esta metáfora para comenzar el curso haciendo diferentes dinámicas para presentarnos, contar un poquito de cada uno y reírnos un ratito en un espacio más disperso de lo habitual.

Me encanta aprovechar para conseguir una buena convivencia desde el inicio y “hacer piña” –como decimos en España, para hacer equipo–, es importante integrar y asimilar que seremos más resistentes y conseguiremos mejores resultados de forma cooperativa, que nuestra amistad se puede tensar o enredar, pero nunca se podrá romper, este es el verdadero mensaje de nuestra preciosa dinámica para iniciar el curso.

Por supuesto, siempre podemos recordar nuestra leyenda cuando haya cualquier problema entre los compañeros y así poder conseguir una resolución positiva de conflictos.

3. El detalle de bienvenida

Me encanta regalar a los alumnos algún material escolar personalizado: gomas, libretas, carpetas o lápices, entre otras cosas

Para mi último curso compré unos lápices preciosos y en ellos escribí frases inspiradoras y motivadoras como: “¡Confía en ti!”; ¡tú puedes!; ¡eres inteligente!; ¡eres brillante! También aprovecho de comentarles que deben guardar siempre ese lápiz y que cuando vayamos a trabajar y se nos complique la situación por algún motivo, siempre tendremos nuestra frase que nos motiva y nos alienta a continuar buscando la solución de lo que ocurra. ¡Les encanta!

Puedes ver el artículo original aquí.

¡Todo va a salir bien! ¡Optimismo, optimismo y optimismo!

Sabemos que tenemos que permanecer en casa, pero saldremos de esta, recuperaremos el control de nuestras vidas y arrimaremos el hombro para superar cualquier adversidad entre todos.

Por eso necesitamos que te quedes en casa y que cumplas con las orientaciones propuestas y las pautas de prevención, ahora más que nunca nos hace falta tu ayuda. Piensa que nuestros abuelos lucharon en guerras cuerpo a cuerpo viviendo experiencias traumáticas pero a nosotros sólo nos piden que nos quedemos en casa…

Ahora mismo tenemos que estar unidos y evitar contagios innecesarios que colapsan la sanidad en nuestros hospitales. Lo conseguiremos…

Por supuesto, ahora es momento de dar las gracias a los compañeros que están en la primera línea de batalla y que le debemos el mayor apoyo posible y el máximo respeto a su labor.

A todos los padres y madres que están desbordados con las tareas escolares, decirles que lo más importante es pasar tiempo de calidad en familia y disfrutar de cada momento, no hay que saturar a los niños que también están en un momento incierto para ellos. Y si en algún momento lo necesitan, ahora mismo hay muchas iniciativas de maestros para ayudar a los padres y madres, como el blog que hemos organizado los docentes que hemos recibido el premio Educa Abanca al que puedes acceder desde este enlace.

También diferentes vídeos para darnos cuenta de que no estamos solos…

Y muchas iniciativas originales como “Adopta un maestro”, para compartir recursos en nuestras redes sociales y ayudar en todo lo posible en este tiempo necesario en casa.

No te obsesiones con mucha información, comparte películas de risa, baila, canta, dile cosas bonitas a los tuyos… Ama, ama y ama…

¡Vamos mundo! Ánimo! Pronto llegará ese abrazo esperado…

¡Sí se puede! ❤

Puedes ver el artículo original aquí.

Ni las casas son escuelas ni los padres docentes

Después de estar confinados más de dos meses en nuestras casas debido al COVID-19 quise publicar una reflexión sobre las tareas escolares, el papel de los padres en cuanto a ellas y vi oportuno enviar un mensaje de optimismo y tranquilidad a los hogares.

Fue publicado en el mes de mayo de 2020 en el Periódico La Provincia.

Puedes ver el artículo completo en :

La Provincia

Levante El Mercantil Valenciano

“EDUCAR EN POSITIVO”, un nuevo enfoque de la educación en el aula, basado en la disciplina positiva y la psicología cognitiva

La disciplina y la conducta positiva del alumnado son aún un asunto deseado en la actualidad en el sistema educativo. O al menos lo es así en la mayoría de los centros.

Pero no es así en el CEIP Juan Zaragüeta, ya que el Proyecto “Educar en Positivo” que se lleva a cabo en los cursos de sexto A y sexto B, está obteniendo muy buenos resultados, llegando a convertirse en el paradigma que el centro asume como propio y que está siendo muy enriquecedor.

El Proyecto dio comienzo el curso pasado, en un determinado contexto, pero perfectamente extrapolable a cualquier centro escolar, con la Maestra de Primaria y Graduada en Psicología Yurena Ramos Castellano, la cual decide incluir herramientas, técnicas y estrategias de psicología cognitiva en su aula y en su entorno, para mejorar su trabajo diario.

Yurena Ramos, natural de Gran Canaria, empezó como maestra en la isla, en el curso 2005-2006, en un centro de difícil desempeño, donde reconoce que se encontró con una realidad que nada tenía que ver con lo que ella imaginaba y se dio cuenta que no tenía recursos para llevar a cabo su labor, por lo que decidió estudiar la Licenciatura de Psicología y así ir aplicando en su aula todos los conocimientos adquiridos, consiguiendo unos resultados impensables en aquel momento. Tras muchos años de experiencia en la utilización de su nuevo enfoque de la educación en ocho centros escolares, muy diferentes entre sí, imparte su Proyecto en Madrid, en el CEIP Juan
Zaragüeta, obteniendo muy buenos resultados.

Lleva cinco cursos escolares en Madrid, ya que así tenía la oportunidad de seguir formándose en las Universidades madrileñas en el plano de la Psicología, realizando un Máster y toda la formación posible para mejorar en su preciosa profesión.

El Proyecto “Educar en Positivo” se basa en cambiar el foco de atención en el aula. El sistema cognitivo de las personas está preparado para que cuando centramos la atención y el pensamiento en algo concreto aumentamos la percepción y abrimos la mente a ese pensamiento, por ejemplo: si quieres comprar un determinado modelo de coche, te darás cuenta que hay muchos coches como el que has elegido.

Otro ejemplo muy interesante es cuando las mujeres embarazadas perciben que hay muchísimas mujeres
en su mismo estado, ya que su foco de atención está específicamente en el embarazo.

En consideración con lo expuesto, la disciplina positiva consiste en cambiar el foco de atención y centrarlo en las cosas positivas que pasan en el día a día y debe cumplir los siguientes criterios:

Ser firme y amable, crear en el niño un sentido de conexión y pertenencia, emplear un lenguaje positivo, enseñar habilidades sociales y de vida, enseñar a los niños a usar su poder constructivamente y a descubrir que son capaces de influir en su propia vida.

La disciplina positiva es efectiva a largo plazo, no se enfoca en el castigo, sino en los pensamientos, sentimientos, aprendizajes y decisiones de los niños, consiguiéndose una autoridad moral entre el profesor-alumno, entre iguales y muy buena convivencia.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta para conseguir un desarrollo positivo e integral en los educandos, es la forma en la que hablamos a los alumnos y nos dirigimos a ellos, ya que aprenden más por lo que ven que por lo que decimos.

Teniendo en cuenta lo expuesto, a priori, para desarrollar dicho Proyecto en el centro escolar, las asignaturas de Lengua Castellana y Matemáticas se imparten utilizando el trabajo cooperativo, el cambio de roles entre alumnos dentro de los grupos, el cambio de rol profesora-alumno, técnicas de Coaching emocional y estrategias de Programación Neurolingüística, actividades para el desarrollo de la inteligencia emocional y creatividad mediante aplicaciones en tablets y ordenadores, el desarrollo de habilidades sociales, así como la resolución positiva de conflictos en la “Zona de mediación”, la práctica de Mindfulness y técnicas de relajación, gamificación en el aula, organización del aula por rincones, el refuerzo positivo y economía de fichas, estrategias nemotécnicas, técnicas de estudio originales y, por supuesto, el sentido del humor.

La maestra Yurena Ramos comenzó su Proyecto el curso pasado, obteniendo muy buenos resultados en cuanto a la
convivencia en el aula y en el centro escolar, repercutiendo muy positivamente en el rendimiento académico, por lo
que su alumnado de sexto, junto con sus familias la han propuesto para LOS PREMIOS AL MEJOR DOCENTE DE
ESPAÑA 2019 por su motivación, ilusión y dedicación diaria con sus alumnos.

Por todo ello, actualmente imparte diferentes cursos de formación al profesorado y a las familias del entorno, con el objetivo de expandir este nuevo enfoque de la educación que es tan necesario hoy en día. No conforme con dejar su Proyecto entre cuatro paredes, realiza su difusión en diferentes medios de comunicación:
Televisión Española, entrevistas en radios, en su sección de radio semanal “Educar en Positivo”, en su Blog personal https://yurenaramos.wordpress.com y también en redes sociales como:
Facebook, Instagram, Tumblr, Linkedln, Flickr, Pinterest y su canal de Youtube.

Para concluir, el Proyecto “Educar en Positivo” nos invita a hacer una reflexión:
¿De verdad que para que un alumno haga las cosas bien es necesario hacerle sentir mal?

Puedes ver el original de este artículo en : https://anpecanarias.es/openFile.php?link=revistas/20/anpe_599_t1568287424_20_b.pdf

¡Bienvenido/a!